dimecres, 2 de novembre de 2011

En tanto que de rosas y azuzena

En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto
enciende el corazón y lo refrena;
y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena;
coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.
Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera,
por no hacer mudanza en su costumbre.


Fue un poeta español y militar, mantuvo un romance platónico por una dama, Isabel Freyre, a la que homenajeó en el estilo de amor cortès.
Garcilaso  intenta recrear el prototipo de belleza europea, de una mujer esbelta, joven, rubia de piel blanca y mejillas rosadas, mediante una poesía, en la que  la invita a disfrutar de su belleza y recoger el amor que él le ofrece antes de marchitarse con la edad.
En está lírica también intenta resaltar su honestidad, en ningún momento la compromete moralmente ya que está casada y el amor hacia ella lo manifiesta con respeto. Este soneto describe la belleza del rostro de Isabel, de su cabello de oro y su fino cuello.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada